La trilogía de las furgonetas

/, pezoneras cromadas/La trilogía de las furgonetas

La trilogía de las furgonetas

He vuelto y no lo hago solo, vengo acompañado de una de esas cosas que me hacen feliz y que me consta que a vosotros también: las furgonetas de reparto. Durante los últimos meses he ido recopilando nuevas capturas y también he ido a los toros una vez. De los toros no voy a contar nada porque corresponde a una parcela muy íntima de mí mismo, pero de las capturas de furgonetas podemos hablar largo y tendido.

La expresión “largo y tendido” es una puta mierda de muchísimo cuidado, yo infiero que se refiere a hablar tanto tiempo de una mierda que te canses de estar sentado y termines por tumbarte para dar la chapa. Obviamente esto lo debió inventar un cuñado que no dio con la persona adecuada ya que a un servidor, por poner un ejemplo, se le acurruca un tío que le está hablando mucho tiempo sobre comida para perros, y lo levanta de una patada en la glotis.

Glotis es una palabra feísima, cuando los médicos primigenios pusieron nombre a las partes del cuerpo sólo les quedaban dos nombres y tres partes. El tema fue así:

  • Esto del cuello ¿cómo lo llamamos?
  • Nos queda glotis y escroto
  • ¡¿En serio?! menuda mierda.
  • Venga Luis Ángel, da igual, a lo del cuello lo llamamos glotis y al forro de los cojones escroto
  • Ok
  • Mierrrda, nos quedaba esta porquería pequeña también
  • Mira lo llamas epiglotis y a tomar por culo
  • Pero es que por esa regla de tres a lo que hemos llamado pene tendría que ser el epiescroto
  • No la líes más, se queda como está
  • ¿Una caña?
  • Vale

Y así se fueron de cañas dos médicos primigenios con la satisfacción de dejar el cuerpo humano etiquetadito y listo para usar. Y te preguntarás ¿esto que tiene que ver con las furgonetas? pues nada, vamos pero nada de nada, pero es que yo soy un espíritu libre.

Como traigo una ingente cantidad de mierdas he optado por categorizarla en las dos principales áreas de actividad, no os van a resultar ajenas porque son la piedra angular de nuestro tejido empresarial y sustentan nuestra economía con la misma fuerza que Sísifo carga el hombre con el pedrolo aquel.

Furgonetas de huevos

Los huevos son un alimento básico en la dieta de las personas de bien y la mayoría de los ofidios. Las personas de bien son las que comen cosas con ojos o que salen de cosas con ojos, los ofidios son serpientes y si les das tofu te muerden e inoculan veneno poniendo las cosas en su sitio evolutivamente.

Podrás decir: “¿pero tantas furgonetas de reparto de huevos hay?” pero sólo si no tienes frenillo, si no podrás decir: “¿pego tantas fug-gonetas de gepagto de huevos hay?” nota: me refiero siempre a frenillo lingual, si lo tienes en el pito puedes hablar con normalidad pero conviene que no te animes con algunas prácticas sexuales. Incisos e incisiones a parte, la respuesta es clara: no, pero las que hay son acojonantes.

Huevos corraleros

¿Quién no recuerda el sabor de aquellos huevos corraleros? esos que sabían a huevos de corral, igualitos que los que tenían sabor a óvulos de gallina recubiertos de material nutritivo recién puestos en un recinto cercado… vale, qué no. Yo tampoco tengo una huella mnemica a fuego en mi recuerdo de ese sabor, de hecho creo que no tengo ni puta idea de a qué saben.

huevos-corraleros

Francisco de Lucas (y sus churumbeles) tienen unos huevos gordos y de gran calidad pero deben ser unos explotadores de aves de corral, de ahí la fotografía sádica de su furgoneta en la que vemos como intentan escapar unas gallinas del reino de terror de los Lucas. Podrían haberse limitado a meter a las gallinas en el agujero (celda de aislamiento sin derecho a patio) durante una semana. Habría sido demasiado clemente, por eso las condenaron a trabajos forzados y usaron su imagen para ejemplarizar al resto.

Los huevos de Jesús

Pues no se sabe si los huevos de Jesús saben un poco a corraleros o no, lo que tengo claro es que Jesús es un puto artista capaz de dejar en bragas al mismísimo Miguel Ángel (un ferretero de Alcalá de Henares que hace réplicas de monumentos con estaño y una navaja con más mierda que los huevos corraleros). ¿Por qué lo digo? juzgad…

huevos-alonso

Pues aquí lo tenéis: ha cambiado la A por una gallina y la última O por un huevo. A mí me parece que este señor es un genio. La única pega que le puedo poner es que no ha usado la tilde en la la U. Cuando tenía a “huevo” usar una pluma o un cagarro de gallina, sólo con eso habría cerrado el círculo.

Jesús Gallina-lons-huevo, si me estás leyendo dame un toque y vemos la forma de llevar tu negocio a otro nivel, quiero ser tu c-huevo-mmunity m-gallina-n-gallina-ger.

Extintores y protección de incendios

Lo de los extintores es canelita en rama, lomo, pizza de peperoni… vamos, que es muy rico.

Iberext o el agobio vital

La gente de Iberext plantea en su imagen corporativa una realidad distópica en la que vivimos felices apiñados en casas de mierda diseñadas por infantes de primaria, custodiados por extintores del tamaño de un edificio de dos plantas, alarmas de incendios, calculadoras y cámaras de seguridad (pero no tenían foto de la cámara así que la dibujaron mal)

IMG_6053


En Cima de…

Los de cima extintores son una de mis debilidades. Yo no sé en qué cojones se puede parecer una A a un extintor, pero si le pones un pitorro da el pego. La I son dos llamitas coloradas a punto de ser extinguidas por un producto químico representado directamente como una mierda. Un aplauso para el sobrino del señor Cima que sabe usar Photosop.

IMG_6859

 

Valdemoro absoluto

Un extintor antropomorfo no es una buena idea, eso lo sabe cualquiera que no sea los responsables de Extintores Valdemoro. Este simpático personaje se palpa con cierta cara de picarón el costado con un teclado que recuerda al amor absoluto de este joven (atención: no ver en el trabajo. Bueno, mejor no ver bajo ningún concepto el vídeo)

El extintor antropomorfo en cuestión,  es un auténtico superdotado. Podríamos decir que tiene un enorme aparato sexual o más rabo que el demonio. A mi para el logo me parece muy controvertido.

 

IMG_6897

 

Ya está, me he cansado.

By | 2015-10-13T13:54:46+00:00 Octubre 13th, 2015|

Leave A Comment

Bender mola, Mazinger también, pero el resto de los robots... Por favor, mete el codigo para comentar *