Policía.

Policía.

Eso es lo que pone en los escudos de los antidisturbios: Policía. Está bien que lo lleven escrito, porque cuando uno ve a unos cuantos tíos de uniforme, con cascos y porras puede confundirse y pensar que está ante una excursión del Imserso o una hermandad de la Semana Santa salmantina. Antes no lo ponía, y claro, era un desastre porque la gente no sabía a quién tirar las piedras y los policías se daban porrazos entre ellos.

Hubo una época en la que se empezó a rotular todo y fue una buena época. Desde que las ambulancias y los coches de bomberos llevan escrita su función la gente ha podido dejar de atar cabos y hacer complejos razonamientos deductivos del tipo: “un camión rojo, con una sirena, escaleras telescópicas y mangueras… joder, no caigo, pero el caso es que me suena”

Creo que todo debería llevar el nombre escrito, de esta forma sabríamos a que atenernos y leeríamos un poco más. Esto es más sencillo de explicar con ejemplos:

Seat Ibiza: coche.

Horno pequeño: microondas.

Sony Bravia: televisión.

Pablo Motos: gilipollas.*

Lucía Etxebarría: ególatra.*

*Éstos últimos son intercambiables entre si.

By | 2012-02-29T11:56:45+00:00 Febrero 29th, 2012|

Leave A Comment

Bender mola, Mazinger también, pero el resto de los robots... Por favor, mete el codigo para comentar *