Furgonetas de reparto ¿hay algo mejor?

//Furgonetas de reparto ¿hay algo mejor?

Furgonetas de reparto ¿hay algo mejor?

No estoy dando ninguna exclusiva si digo que en la calle hay muchas furgonetas de reparto, están a la vista de todos como los jamones colgados en las paredes de las bodegas o los problemas mentales de Pablo Motos. Pero yo soy un tipo con un caracter especial (tengo un apóstrofe en un apellido) y por eso me gusta ir siempre un poco más allá y rascar sobre la capa de la cotidianidad para buscar joyas con jota e i griega.

Paso mucho tiempo andando por Madrid y eso, además de tonificar los glúteos, sirve para recoger pequeñas obras de arte en forma de rótulos, carteles y una vez me encontré veinte euros en el suelo. Pero no un billete de veinte, eso es relativamente probable: me encontré dos billetes de diez (el puto karma estaba tan a favor de obra que hasta me dio cambio)

Volviendo al tema de las furgonetas de reparto, en este post os traigo un recopilatorio de mis favoritas. Atentos a estas obras de arte de la comunicación, larga vida a las Pymes y la creatividad de los fontaneros.

Cuñatronic, o cómo petarlo con el naming

En esta mierda de posts en los que se hace un ranking o similar, se suele dejar lo mejor para el final. Yo no voy a jugar con vosotros, pongo mi favorito el primero y si no queréis seguir leyendo me jodo.

Furgoneta de reparto de Cuñatronic

¿Quién no tiene o ha tenido un cuñado que se llame Paco y tenga un vehículo alemán de alta gama? Pues aquí lo tenéis, bien aparcado y con su tiquet de la hora.

El logo me gusta mucho, es como una especie de casita con la boca abierta en expresión de asombro, cómo el que dice: “vaya cojones” o también puede ser la “o”  de “Paco”, el último fonema congelado en un momento de inmarcesible belleza. ¡Bien hecho Paco, tienes mis diez!

Furgo de los hermanos Ochando Santamaría

Los hermanos Ochando Santamaría son tres (lo sé porque en el rótulo hay tres móviles) y se dedican al proyectado de yesos y morteros (lo sé porque lo pone).

Furgo de Hermanos Ochando

No tengo ninguna duda de su profesionalidad, me jugaría un vaso y sé que no lo perdería, pero tienen un gusto excesivo por la proyección. Sólo en las tipografías podemos encontrar ocho perspectivas, de hecho han dado nombre a una nueva perspectiva: la perspectiva Ochando Santamaría.

Aunque tienen web con contador de visitas y todo, ellos prefieren usar el correo de hotmail que lo tienen desde el principio con todos los chistes de Zapatero, los Power Points de las siete maravillas del mundo y alguna foto de tetas. La web en sí misma merece un post para ella sola: fondos con texturas, arrobas en tres dimensiones que giran sobre su eje,  gifs de casitas y mucho más.

Estaréis pensando: “y no va a decir nada del dibujo”. Pues no, es bastante autoexplicativo. En realidad es una escena representada con un nivel de detalle aterrador. No sólo se puede ver prácticamente la calidad de los acabados del mortero monocapa, es que si te fijas bien puedes distinguir la doble lazada de las zapatillas del operario.

Quesos Nardo ¿algún problema?

El castellano es una herramienta brutal, está cuajado de matices, polisemias y figuras literarias. Contamos con un idioma tan rico que puedes utilizar más palabras para referirte a la polla con pe y dos eles, que los esquimales para hablar del color blanco.

Quesos Nardo en reparto

Nardo lo sabe y lo mejor es que le suda el ídem. Ha pillado el camión y lo ha soltado por el mundo con un diseño minimalista, tan sólo una tipografía de considerable tamaño. No se ha molestado ni en hacer un logotipo, al fin y al cabo sabe que con ese nombre sólo tiene que dejar el camión aparcado en la calle para que algún artista del crowdsourcing y el rotulador Edding de punta gorda le haga uno.

Nardo no gasta en tonterías, Nado es un empresario de su tiempo y ha sabido hacer de la dificultad virtud.

Futucarne 2000: la carne del futuro tiene 15 años

Dos colores, unas líneas rectas, una Times New Roman a todo lo que de el Word et voilà… ya tenemos el logo perfecto. Sólo necesitamos tener claro el concepto.

futucarne en reparto

Futucarne 2000 es una de esas empresas creadas a principios de los noventa, cuando se pensaba que el no va más de la modernidad era añadirle el numerito de marras a las marcas. Más allá de ese error de cálculo, hay que reconocer que inspirarse en la necesidad que tiene el usuario por comer carne del futuro es una forma de posicionarse da buti en el mercado. Espero que entre su catálogo, además de añojo de primera tengan también carne de Klingon o algo así.

Son una empresa del futuro, eso es cierto, pero siguen teniendo muy vivos los lazos con el pasado y la tradición. Para muestra un botón: si quieres puedes mandarles un fax al 91 507 91 77.

TIPSA si que está a la vanguardia

A ver, Futucarne 2000 lo peta, pero siempre estará a rebufo de TIP S.A que para algo son los auténticos visionarios de las furgonetas de reparto.

TIP SA y los radiorelojes

Yo no transportaría jamás ninguna de mis piezas de alta tecnología con una empresa que no tuviera un QR en su flota o, por lo menos, usase tipografía de báscula digital o radio reloj de esos que tenían los número rojos o verdes y que se apagaban un rato pulsando un botón enorme dispuesto en la parte superior en el que se podía leer la palabra “snooze” que nosotros inferíamos que significaba “¡cállate, hostia!” pero en realidad es un sinónimo de la palabra “siesta” en la parla onomatopéyica de la Pérfida Albión y sus colonias.

Si os animáis mandadme fotos de furgonetas, únete a mí y hacemos camisetas de Van Spotters y les plantamos cara a esos malditos freaks que hacen fotos a aviones en los alrededores de los aeropuertos. Yo no haré nunca una foto a un avión hasta que no exista una aerolínea que se llame “Nardo Airways” o “Los Cuñados Airlines”

By | 2014-11-22T12:45:36+00:00 Noviembre 22nd, 2014|

Leave A Comment

Bender mola, Mazinger también, pero el resto de los robots... Por favor, mete el codigo para comentar *