Así no lo hagas que al final lo partes, animal.

Tauro de Leganés

Hasta que no se caiga un niño o una persona mayor…

María Fuentes

Una rata que parecía un gato. Palabra de honor.

Ramiro Longoria

Sobre El Chache

No sé que decir sobre mí mismo, es difícil y por eso le he pedido a un señor que lo haga. El señor en cuestión tampoco me conocía de un carajo con lo que el texto quedó así.

“Manuel es un hombre… más bien alto y calv, a ver, sin mucho pelo y…”

Como podéis ver el gilipollas ni siquiera sabía mi nombre y tenía ciertos prejuicios con el término calvo. Así que al final si uno quiere las cosas bien hechas o al menos hechas tiene que hacerlas por uno mismo. ¡No se quede ahí mirando… márchese… no pienso darle sus cinco euros! ¡tarambana!

Una vez espantado el señor de marrón que no me ha solucionado nada y casi me cuesta cinco eurazos de curso legal, procedo a decir quién soy.

Mi nombre es Miguel Nicolás (apellido) os deletreo el segundo: o apóstrofe ese hache e a (O’Shea), soy un hombre más bien alto y calvo. Vivo cerca de Madrid en un sitio en el que nadie me molesta por ser calvo lo que, en estos tiempos de alopecifobia, ya es un triunfo.

Llevo gafas pero a veces me las quito, soy del Atleti, conduzco un Toyota (siempre con gafas) y de mi familia no hablo. Profesionalmente me dedico  a escribir, al marketing online y a la publicidad. Durante la guerra de Vietnam fui encarcelado por un texto que no había escrito y me fugué, si se encuentra conmigo tal vez pueda ayudarle.

Aquí no escribo nada más que gilipolleces bastante gordas, pero es sólo porque me da la gana. Cuando me pongo a escribir en serio flipas, hasta una vez escribí una jota mayúscula a mano que parecía en 3D de lo bien que me quedó. En cuanto al contenido, pues mira, lo que quieras y encima te lo optimizo para SEO.

Y para cerrar decir que mi sobrenombre es El Chache y es por una cosa.