Hola ¿qué tal? -no contestes, es retórico. ¿Acaso piensas que voy a contestar? bueno podría hacerlo si ambos tuviésemos conectado el Skype, pero no es el caso porque yo casi no lo uso, antes sí pero es que prefiero el hang out ¿tienes hang out? -no contestes: es retórico aunque podría contestarte si te conectases al hang out, que no sé para qué lo quieres.

Hoy no voy a hablar de furgonetas y voy a intentar no emplear demasiadas veces la palabra con “M” que también tiene las letras “I”, “E”, “R”, “D” y “A”. Va a ser un post atípico dentro de un blog que de por sí es off tipic total. Hoy, queridos lectores, voy a hablar de la incómoda realidad de los disfraces de mujer. Esto requiere otra puntualización: me refiero a los disfraces para mujer, los que llevan las señoras y jovencitas en carnaval, halloween o las fiestas patronales de la Muy noble, muy leal y fidelísima villa de San Clemente. No, me refiero a la incómoda realidad de los hombres que se visten de mujer como los Morancos de Triana que el demonio confunda o ése cuñado (tú sabes a cuál me refiero).

Mirando un disfraz de domador me apuntaron una realidad notable: los disfraces de mujer son en un 90% más indicados para juegos de alcoba con una cierta desviación parafílica, que para la jacaranda gozosa de una fiesta de Carnaval. Vamos: que tienen menos tela que una armadura. El disfraz de domadora fue la la punta del iceberg, pero seguimos rascando y descubrimos que esto ocurre con todas las profesiones reales y ficticias. Vamos a ver un top de disfraces de mujer que no le compraría el mismísmo diseñador del invento a su hermana (en algunos casos los disfraces incluyen top, con lo que esto sería un meta-top y pueden contener trazas de sexismo, no maten al mensajero).

Disfraz de domadora del amor

Este es fabuloso porque cumple con un patrón que se repite casi en todos los casos. En general la diferencia entre un disfraz para una chica y un disfraz para un chico estriba en que el de mujer contiene un 78% menos de tela mientras que los de hombre tienen un 75% más de tela de la talla del sujeto.

Teoría: con la tela que sobra del disfraz de mujer hacen que los hombres parezcamos aún más idiotas. Perdemos todos.

Teoría dos: el 3% de tejido restante se utiliza para hacer pajaritas para perros sin que el PACMA ni el MARIO BRO hagan nada.

Veamos el contraste de forma gráfica:

disfraz de domadora del amor

Aquí la joven lleva:

  • Las clásicas botas con 10 centímetros de tacón para salir corriendo si las cosas se tuercen con un gran felino
  • Medias de rejilla reglamentarias símil de las homologadas por el colegio oficial de domadoras del amor
  • Una faldita de cabaré
  • Una faja realizada por Calatrava
  • Un vientre plano cómo la portada de un tomo de la Espasa Calpe fabricado en silicona de gran resistencia para poner sobre la faja
  • un top con chaquetilla torera (también empleada en el disfraz de matadora del amor quitando la pasamanería de los hombros)
  • Una mi…, un moj…, una puta mi… ¡bah! un sombrero que no da la calidad esperada, más bien parece uno de los que dan en los bares irlandeses en San Patricio, pero después de que alguien se lo hubiera comido y lo hubiera procesado en su aparato digest…
  • Un látigo de mierda (¡ay, la cagué!)

Disfraz de domador de mier...

Mientras tanto, el joven de disfraz análogo lleva:

  • Ropa enorme
  • Una mi…, un moj…, una puta mi… ¡bah! un sombrero que no da la calidad esperada, más bien parece uno de los que dan en los bares irlandeses en San Patricio, pero después de que alguien se lo hubiera comido y lo hubiera procesado en su aparato digest…
  • Un látigo un poquito menos cutre, pero con el que no me enfrentaría a una polilla gorda
  • Cara de: “¿En serio?”

 Disfraz de policía del amor

Los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado nunca estuvieron tan centrados en los cuerpos, de hecho están centrados en los bodies con todas sus fuerzas.

disfraz de policia del amor

La agenta en cuestión viste:

  • Botas… ¡un momento…! eso no son botas: son dos putos pedazos de plástico. Indignante
  • Medias de reja (si eso es rejilla yo soy Papable)
  • Falda decomisada en una operación contra el club Venus’s
  • Esposas de plástico y gracias, que viendo lo que se ha invertido en botas le podían haber calzado unas anillas de esas de las que sujetan juntas las cervezas y ahogan tortugas melón en el pacífico
  • Muñequeras denunciables
  • Chaquetilla de polipiel con cremallera total para el fácil acceso
  • Boina de medio lao
  • Arma ni simulada ¿a quién quieren engañar?
  • *Actitud no incluida

disfraz de policio - misspelling ven a mi

El agento, por el contrario se viste con:

  • Tela, pero mucha tela.
  • Zapatos de verdad
  • Una chaqueta confeccionada con los patrones de la que llevaba André el Gigante cuando engordó
  • Una porra impresa en 3d
  • Insignias muy para verlas
  • Cara de estar en el andamio mirando pasar a la domadora y a la policía

Disfraz de Mamá Noel (del amor)

Clásico disfraz de mujer que se ve cada diciembre y en el que la comparación es directamente para luxarse el orto de la risa, para herniarse mucho.

disfraz de mama noel del amor

Aquí la señora Noel lleva:

  • Medias rodilleras recicladas del disfraz de enfermera del amor
  • Bragas (supongo que polares)
  • Corpiño. Sí: un puto corpiño
  • Un gorro que no cuela ni pa Dios
  • No lleva saco, pero se podría utilizar unos calzoncillos del diseñador del asunto, porque para recoger esos huevazos hace falta arpillera como para una congregación de frailes.

papa no, él

Papá mientras tanto:

  • Mierda
  • Caca
  • Heces
  • Un mojón

Pues nada aquí lo dejo de momento, pero me da que esto puede ser recurrente.

Los disfraces revelan más que esconden (sobre todo los de señora)