Teclado Qwerty: te has quedado en nada.

//Teclado Qwerty: te has quedado en nada.

Teclado Qwerty: te has quedado en nada.

Estoy en estado de shock, jodido de verdad. Hace tiempo me gaste un Congo en la adquisición de un Mac Book. No tenía queja hasta el momento pero me he dado cuenta que a mi teclado Qwerty le faltan teclas. Pero además no es que le falte la “ç” que no la uso para una mierda, no: le faltan teclas avanzadísimas que hacen cosas sorprendentes y son de otros colores.

Si os estáis preguntando cómo lo he descubierto os diré que ha sido gracias a las fotos de stock ese lugar en el que puedes encontrar lo más abyecto y lo más sublime, ese cajón de sastre, esa puerta de Tanhäusser, esas naves en llamas pasado Orión a la derecha…

¿Qué teclas le faltan a mi teclado Qwerty?

Pues un cojón, ya te lo estoy diciendo. Eso sí, por lo que he visto deben existir diversos modelos de teclado avanzados. Digo esto porque en algunos de los ejemplos que veremos a continuación hay distintas teclas ocupando los mismos espacios. ¡Que empiece a rular la mierda!

Las teclas customizadas

De todos los que he visto este me parece el más asumible. En realidad yo ya tengo esas letras pero no se ha ocurrido hacer algo así de ingenioso. Si pones teclas de Scrabble encima del teclado el efecto es muy curioso de ver, a la hora de escribir puede que parezcas medio imbécil, se te desmontará el invento y te subirán las pulsaciones (cardiacas no mecanográficas).

Este teclado está a la venta en Etsy con el nombre: WEB WEBWEB W WEB

 

Ojito con este teclado, por lo que parece te cobra por usar las mayúsculas. Si me decís que hay uno que cobra por usar las tildes entenderé mucho mejor por qué la gente escribe así de mal.

Cuando usaba Windows odiaba pulsar por error la tecla de menú y que se me desplegase aquella mierda en plan acordeón, con esta tecla aquello se queda en una gilipollez. Prefiero ese efecto gusano de cámara de fotos de juguete que palmar un par de euros.

Growth significa crecimiento en la parla de la pérfida Albión. Resulta que cuando pulsas en esa tecla se produce un crecimiento ¿crecimiento de qué? es que me veo a alguno dándole a aquello hasta sobrepasar al muchacho de color de la conocida red de mensajería instantánea.

¿Sólo con darle ya te crece algo o tienes que usar la llave de la alacena donde la abuela guarda las mantelerías de lino?

Este teclado estacional es una virguería no sé si me gusta más el pinito verde, el holograma del paquete o la tecla de MERRY CHRISTMAS (volvemos a cargarnos la tecla de mayúsculas, qué manía).

Con este se gana muchísimo tiempo porque una persona media escribe unas 6 veces al año la palabra “pino” y 3 la palabra “abeto” con lo que se agiliza todo una barbaridad.

A ver: Hilfe!,Hilfe!,Hilfe!Hilfe!Hilfe!Hilfe!… ah pues sí, esta la tenía. Falsa alarma.

Aquí tenemos una curiosa tecla de 2016 con la bandera de holanda, este año ha sido sustituida por la segunda foto que veis aquí. Está hecha con balones reciclados lo que la hace muy sostenible. El borde difuminado le da un aire onírico a la escena y el zoom casi deja ver el ADN en las pelotillas que se aprecian bajo la “D” Con cada pulsación un aficionado recibe la última hora del Heracles Almelo.

¡La falta que me hace esta tecla, joder! Me da igual que luego tengas que ir a cambiar los billetes de 100 dólares en euros, es más, si buscamos lo suficiente seguro que encontramos un teclado con un acceso directo.

Este montaje lo debe haber hecho el mismo incapaz del tecladito navideño casposo que se caga en la perspectiva.

También compraría este teclado porque lo de tener un martillo integrado. No sé si será una alegoría de la justicia, supongo que sí, pero me gusta pensar en una puta maza que se activa con el alt, un martillo que sale disparada gracias a un brazo mecánico.

– ¿Habías guardado?

tap

– AAAHHHHHH. Hijo de puta, casi me mat…

tap

– AAAAAAAH… ¿estás loco?

tap, tap, tap, tap, tap

Ah mira… muy práctico. Me encanta la idea de joderme la D y la F para poder entrar en Facebook y en el Messenger de Facebook que no se usa para nada. Una idiotez.

Me voy a comprar esto que en combinación con la tecla “pay” es de una utilidad bárbara. Me la sopla lo que me cobren porque con lo que me ahorraría en comisiones de los cajeros estaría más que amortizado (vente a ING, sacarás gratis en los 4B… decían)

¡Fua! mi preferida. La utilizaría muchísimo, por ejemplo cada vez que me meto en Twitter y veo ciertas cuentas. También para algunos proveedores pero, pensándolo bien, me da miedo. Le das a “se creativo” hablando con determinados clientes y te pueden liar la de Las Termópilas.

Lo que menos me preocupa es cambiar un puñado de teclas por accesos a las redes sociales (Pinterest y Flcikr ¿en serio?). ME acojona ver este sin Dios, esa A con un puntito encima, al lado de la P me inquieta.

Parece que al final Facebook acabó por poner el botón no me gusta, pero lo hizo en tu teclado. Eso sí, se llevó a cambio qwerty (y luego uiop como daños colaterales). Este es un teclado ”       ” en lugar de “Qwerty”.

Corolario

El teclado Qwerty es una joya que debemos preservar por muchos años. Estas modas no van a durar, es como si cuando se inventó la imprenta de tipos móviles hubieran puesto un puto botijo o un magnolio en flor. Sí, la comunicación habría ganado en matices como con los emojis, pero a cambio Gutenberg habría parecido completamente gilipollas y no merece la pena inventar algo guay y cagarla en el último momento (lo que le pasó al inventor del Zune).

Gutenberg habría caído en el olvido y el tío que se cargase el botijo y el magnolio reventón habría pasado a la historia como el que puso un poco de orden en toda esa mierda

By | 2017-10-03T17:58:40+00:00 Octubre 3rd, 2017|

Leave A Comment

Bender mola, Mazinger también, pero el resto de los robots... Por favor, mete el codigo para comentar *